Ábrego de Naufragio (Un Romance)

ERA  DEL AÑO  LA  ESTACIÓN  FLORIDA 

(Primavera)

A Luis de Góngora y Carmina Casala

"Era del año la estación florida",

cuando el cielo, la luz y el campo todo

en colores se enciende y arrebata.

Inauguran su música las flores

que el corazón y el sentimiento hechizan.

De este modo, tu rostro iluminado

deslumbra en su fulgor mi ánima entera,

quedando en ilusión ambos unidos.

POSTAL  DEL  RÍO  LIFFY  EN  DUBLÍN 

Estas sendas del Liffy  que aquí ves,

son las mismas que tú y yo paseamos

de la mano cogidos, 

tarareando a Mózart,

latiendo juntos nuestros corazones,

abiertas las sonrisas.

Antes tus dedos gráciles 

bailaron con el lápiz 

para pintar mi rostro,

luego unas 

grullas cobraron vida

surgiendo de tus manos.

Ahora, aunque a distancia, 

unidos para siempre en el recuerdo 

de Dublín y su ría.

CORAZONES QUE FUNDIDOS ARDEN

He soñado despierto nuestro amor,

me han herido las luces de tus ojos,

ilusiones unidas en el tiempo,

aunque a miles de millas separadas.

Tus sueños y los míos,

Amor, ¿un río forman?.

La esperanza,

¿supera lejanías?.

La pasión, 

¿con la distancia aumenta ?.

Palabras, risas, besos y susurros,

unidos por teléfono

en corazones 

que fundidos 

arden.

NÁUFRAGO

Recordando mis desvelos,

a su cuerpo me agarraba

como náufrago a madero.

HE  MUERTO  Y RENACIDO  MUCHAS  VECES

He muerto y renacido muchas veces

esta noche en tus brazos -luz y fuego-,

siempre alba y rosa, dulce amada mía.

Acogido a tu seno, me desvivo 

y renuevo, incansable, jade y puro.

La alborada deshoja tu pupila,

en cúmulo infinito de brillantes

miradas, sorprendidas, refulgentes,

porque amanece un nuevo día, amor.

Esa lumbre en tus ojos, tan risueña,

me ilumina y nos llena de entusiasmo.

Abrazados en versos y sonrisas,

tu música y tu voz me alegran y alzan

a un nuevo mundo, sólo tuyo y mío.

PARA  EL  AMOR  PROPICIO

Para Ángel González.

Un largo y suave otoño,

para el amor propicio,

luego de dulce llama,

abre mi invierno frío.

HOJA  DE  PAPEL  EN  BLANCO

Enfréntate

a la hoja de papel en blanco 

y a soledades,

a soledades densas  

que siguen a un adiós, 

y te acompañan siempre

y delatan.

A solas en la vida,

ante la hoja 

de papel

en blanco.

COMO  UN PUÑAL  YA  DISPUESTO

Como un puñal ya dispuesto,

corta y se hunde cuanto quiere.

Así es la vida, mi vida,

que tu recuerdo me hiere.

Que tu recuerdo me hiere

en lo más vivo del alma.

Que todas las penas juntas

me rompen las esperanzas.

En un mundo de silencios,  

me rompen las esperanzas. 

Que los silencios me abruman,  

sólo me quedan nostalgias.

Sólo me quedan nostalgias, 

y una inmensa soleá

sigue siempre a un adiós.

Y yo con mi soleá.

NIEBLA

Lengua blanca que el monte lame,

todo lo cubre, hierba y roca,

la niebla asciende en subeybaja,

ya no veo los acerados riscos.

La nube pálida me envuelve.

Amor, esquivo Amor,

alejado de nuevo,

bate otra vez tus alas,

cobija corazones.

ASTRÓLOGA DIVINA

Somos dos asteroides minúsculos 

en el infinito espacio sideral 

-en expansión progresiva-

que se anclaron en gozosas fechas 

para después seguir en sus propias órbitas.

Recordándolo, nos enviamos mensajes.

¿Tú sabes, astróloga divina,

si de nuevo

volveremos a encontrarnos?.