Mareamor (Marea del Tiempo)

PRIMAVERA

BELLA MUJER SOÑADA

Homenaje a Miguel Hernández (1910 - 2010)

 

Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos,

que son dos hormigueros solitarios.

“Imagen de tu huella”. Miguel Hernández.

Mi boca, sin tu boca, no es mi boca,

es pozo obscuro y hondo de mis penas.

Mi aliento, sin tu aliento, no es aliento,

pierde el coraje, sufre y desfallece.

Mi piel, sin tu sentir, no tiene tacto,

es un áspero erial sin cultivar.

Mi corazón, sin el tuyo, agoniza,

no tiene referencia ni sentido.

Mi mente, sin tu ánimo, pierde el rumbo,

es desierto sin norte y sin frontera.

Mi existencia, sin la tuya, es ruinosa,

llena de soledades y rutinas.

Bella mujer soñada, entre quimeras

velada, sin ti, vivo malherido.

AIRE LOCO

 

Aire loco el que tú exhalas, amiga,

Aire loco la curva de tu talle

cuando bailas un tango que apasiona,

Aire loco el perfume de tus sueños.

Aire loco la hoguera de tus ojos,

de los que surge un enorme entusiasmo,

Aire loco tu níveo rubor.

Aire loco el oro en tu negro traje

calado que orienta al gozo del pecho,

Aire loco tu risa marescente,

Aire loco tu diáfana palabra

tan alegre que es eco en mi cantar,

Aire loco la herida de tus labios.

Aire loco, a tu alrededor la vida.

NACIENTES ESTRELLAS

 

El mundo sigue su giro

y la vida es una rueda.

Al declinar de la tarde,

el fulgor del sol se entierra

bajo un cielo en el que surgen

unas nacientes estrellas

con  una luna sonriente

que tiene cara morena.

Mas  la cara de una chica,

de una chica treintañera,

no hay estrella que la iguale,

ni hay una luna tan bella.

A SU CAPRICHO

 

El campo de olivos / se abre y se cierra / como un abanico. 

Federico Gª. Lorca

Una mujer, 

a su capricho,

se cierra y se abre

haciendo un guiño.

Se cierra y se abre

haciendo un guiño,

en medio la tarde.

EMBRAVECIDAS OLAS

 

Embravecidas olas

en el mar de tu cuerpo

me ocultan y remontan.

 

Tu corazón abierto.

Se dora la existencia

del vigor de tu aliento.

 

Pervivo y me renuevo.

El cuenco de la vida

es tu profundo seno.

EN NUESTRO CORAZÓN ES PRIMAVERA

 

Cada día que amanece con sol

radiante es una fiesta.

Los ciruelos en flor, 

los brotes de los olmos

a la vida renuevan

y también a nosotros.

En nuestro corazón es primavera.

TIERNO CORAZÓN

 

Le pido al esquivo amor

bata sus alas uniendo

nuestro tierno corazón.

BELLO ROSTRO ILUMINADO

 

Bello rostro iluminado,

arrastras con tu fulgor

toa la espuma e mis huesos

prendiendo mi corazón.

SE ME OLVIDAN LAS PENAS

 

Amiga,

el aire de tu melena,

me abanica el corazón

y se me olvidan las penas.

ACUNAN MI CORAZÓN

 

Mujer, tus negros cabellos

acunan mi corazón

y lo guardan en tu pecho.

CÁ DÍA LA QUIERO MÁS

 

Me pongo a considerá,

con las fatigas que paso,

cá día la quiero más.

 

Nota: Esta terceta (media soleá) esta hecha con tres versos muy usados en el flamenco, aquí se han agrupado para formarla.

PRENDIDA EN LA SONRISA

 

¡Ay quién pudiera

robarte ese lunar!

La vida diera.

 

Canta y sonríe,

toas las alegrías

tú las concibes.

 

La vida diera,

toas las alegrías

contigo llevas.

 

Contigo llevas,

prendida en la sonrisa

mi gracia entera.

RÍO HENARES

(Muerto de amores)

 

Río de Piedras,

¡ay, río Henares!,

a mis amores

tu los acercas.

Son de la Sierra

tus aguas claras,

las aguas limpias,

las aguas frescas.

Esas tus aguas

a mi amor bajan

desde la Sierra

hasta la Alcarria.

Tus nuevos aires,

por verdes sendas

y blancos álamos,

que San Juan trae.

“Avena loca”

por tus riberas

sembró Juan Ruiz:

él se apasiona. 

Muerto de amores

por una dama,

gentil señora,

todo pasiones.

Muy letraherido

cual Arcipreste,

vela el poeta

por sus lirismos.

VERANO

HE MUERTO Y RENACIDO MUCHAS VECES

 

He muerto y renacido muchas veces

esta noche en tus brazos -luz y fuego-,

siempre alba y rosa, dulce amada mía.

Acogido a tu seno, me desvivo 

y renuevo, incansable, jade y puro.

La alborada deshoja tu pupila,

en cúmulo infinito de brillantes

miradas, sorprendidas, refulgentes,

porque amanece un nuevo día, amor.

Esa lumbre en tus ojos, tan risueña,

me ilumina y nos llena de entusiasmo.

Abrazados en versos y sonrisas,

la gracia de vivir juntos nos lleva

a convertir la vida en aventura.

CEGADO POR FULGORES

 

Es el deseo

como moneda al agua,

llega hasta el fondo.

Cegado por fulgores,

de nuevo aflora.

MÍSTICA EN TU PIEL DESNUDA

 

Tu seno ilumina el mundo,

ensortijado el cabello,

mística en tu piel desnuda,

candente el alma y el pelo

rojizo como la aurora,

que sale en el firmamento.

Ríes y juntos reímos,

y tú perfumas mi ensueño,

con tus veinte abriles locos,

con la flor de tu misterio.

Nunca el corazón decaiga,

siempre en la risa dispuesto.

EL AIRE DE TU MELENA

 

Mujer con ojos muy negros,

que tienes la piel muy blanca,

negro también traje y pelo,

blancas la risa y el aura,

a mi espíritu sorprendes,

tus azabaches me arrastran.

El aire de tu melena

a mi corazón embarga

y lo serena, y lo esconde

en tu pecho de guirnaldas.

Ay, tus cabales treinta años,

que son la vida de mi alma.

ALADO TANGO QUE BAILAS

 

Alado tango que bailas,

es un sueño que enamora,

y que ingrávido me salva.

Veo tu cuerpo volar,

tienes fuego en la mirada

y es tan gentil tu danzar.

La ilusión que me libera,

es tu imagen, es tu espíritu

y es tu personal belleza.

EN TU LABIO EL LUCERO

 

La luz de tu mirada,

el aire en la figura,

la sonrisa en la cara.

La herida de tu boca,

en tu labio el lucero,

mi corazón añora.

La alegría en tu voz,

en un tierno delirio,

se muestra en mi canción.

ARRABALERO ME ARRASTRA

 

Me lleva el tango que bailas,

que seduce y apasiona,

y arrabalero me arrastra.

Que me apasionan tus huesos,

y tu misterio y tu sangre

y tu ardiente balanceo.

AMOR, CAEN LAS SOMBRAS

 

Amor, 

caen las sombras

sobre el azul del cielo,

y nos invade el alma de la noche,

se cubre de estrellas el firmamento,

y nos acoge.

DE TU BOCA A MI BOCA

 

¡Perdío!, ¡perdío!

¡Tu boquita, mi arma, 

me tiene perdío!

De tu boca a mi boca 

hay un pasito,

si lo das niña mía,

me voy contigo.

NÁUFRAGO

 

Recordando mis desvelos,

a su cuerpo me agarraba

como náufrago a madero.

GIME LA NOCHE

 

Gime la noche entre nubes

que ocultan la verde estrella.

Tienes fuego en el semblante

que bien templa la existencia.

GIME LA NOCHE

 

Gime la noche entre nubes

que ocultan la estrella.

Tienes nieve en tu tierra y fuego en el alma.

El ángel que te guarda hechiza las sombras,

el latir de tu corazón derrite la nieve

y barre la nube

y sale la estrella

y la noche estalla

y tu fuego calienta la vida.

ARDE EN MI RECUERDO

 

Un amor eterno

vive fugazmente,

muda a pasajero.

Puede ser eterno

un amor fugaz.

Arde en mi recuerdo.

NUESTRO PEQUEÑO MUNDO

 

Dos miradas se cruzan,

se vuelve grande

nuestro pequeño mundo.

Corre en mi sangre.

COMO DOS CORAZONES

 

Como dos corazones

dos aves vuelan

Una estela de amor

del cielo llega.

FUGAZ AMOR

 

Fugaz amor

eterno puedes ser,

cuentas las horas.

OTOÑO

AMIGA, LOS DESTELLOS DE TU ESTRELLA

 

Amiga, los destellos de tu estrella

son impulsos que alientan mi desvelo

y el color escarlata de tu pelo

nubla el encanto de cualquier doncella.

 

Tu mirada en la mía, sin ausencia,

es encanto que hechiza nuestra mente.

Queremos revivir este potente 

deseo que renueva tu presencia.

 

Inspiro alegre  nuestro gran amor;

el tiempo confirmó nuestras pasiones,

pues  la vida nos une y da sabor.

 

Amada, nos nutrimos de ilusiones,

de vivencias vividas con vigor,

de un acorde latido de emociones.

RELÁMPAGO BLANCO Y VERDE

 

Inclinado en las tardes tiro mis tristes redes

a tus ojos oceánicos. Pablo Neruda

Mocita, lanzo mis redes

al mar de tus ojos garzos,

y prendo tu risa alegre.

Y tu risa alegre prendo,

en las sombras de mi sueño

brillan azules luceros.

Brillan azules estrellas,

también granas y amarillas,

como tu noble belleza.

Como tu belleza noble,

fuego fatuo luce encima

mi fría y errante noche.

Mi noche errante y helada,

guitarra es puro gemido

renuevo mi vida al alba.

En la nueva madrugada

relámpago blanco y verde,

tu bello rostro me encanta,.

En tu rostro hay un encanto

que me fascina y cautiva.

Son tus pupilas dos astros.

Son tus pupilas estrellas

que compiten con la luna

y que a buen puerto me llevan.

Y que a buen puerto me lleve,

el mar de tus ojos garzos.

¡Lanzo mis ávidas redes!

CON AMOROSO ALIENTO

(Seguidillas)

 

Inclinado en las tardes echo mis tristes redes

a ese mar que sacude tus ojos oceánicos. Pablo Neruda

Me seducen tus ojos.

Brilla mi suerte

amarilla y azul.

Así de leve;

en las sombras de mi alma

estás presente.

Noche fría y errante 

no hay quien la sueñe.

La guitarra es gemido,

penas padece.

Ambarina y rojiza

la luna viene

con amoroso aliento

y nos envuelve.

Tu sonrisa me atrae

y me divierte.

Tus pupilas estrellas,

quiero me lleven.

Niña, lanzo mis mallas, 

¡¡ tus ojos verdes!!

POEMA A UNOS OJOS GARZOS

 

...echo mis tristes redes,

a ese mar que sacude tus ojos océanicos.

Pablo Neruda.

Echo mis redes

en el mar de tus ojos

prendo tu risa.

 

Tu risa prendo 

en las sombras de mi alma,

brillan estrellas.

 

Estrellas brillan

amarillas y azules,

como tu encanto.

 

Como tu hechizo,

luce una llama encima

mi errante noche.

 

En noche errante

la guitarra es gemido. 

Sale la luna.

 

Luna amorosa,

ambarina y rojiza,

y nos envuelve,

 

y nos acoge.

Tus pupilas luceros

que me conducen,

 

a tu sonrisa;

niña a  tus ojos garzos,

echo mis redes.

ECHO MIS ÁVIDAS REDES

 

...echo mis tristes redes

a ese mar que sacude tus ojos oceánicos.

      de Pablo Neruda

Mocita lanzo mis redes

en el gran mar de tus ojos

y tu risa alegre prendo

en mi sueño con sus sombras

brillan azules estrellas

también naranjas y granas

como tu belleza rubia

luce un fuego fatuo sobre

mi noche errante y perdida

sin un alma que la surque

en la nueva madrugada

guitarra es puro gemido

relampaguea en el monte

relámpago blanco y verde

tu bello rostro me atrae

y me conmueve y encanta

son tus pupilas luceros

que compiten con la luna

y que a buen puerto me llevan

mocita a tus ojos garzos

echo mis ávidas redes.

BATALLAS DE AMOR

 

A batallas de amor / campos de plumas.

Luis de Góngora 

Batallas de amor perdidas,

en el aire confesadas,

que en nuestros cuerpos ardieron;

batallas de amor ganadas.

PALABRASPUÑALES

 

Recordando al siglo de oro barroco.

Siempre el amor es una abierta herida,

cuando un corazón sangra el otro cesa.

Herida con labios que cierran y abren

por ausencias y afiladas palabras.

Dulce amante mía, cuanto tu verbo

afirma, tu gesto amargo desmiente.

Hay palabraspuñales: hieren. Cae

el acero sonoro en mis entrañas

y un sobresalto recorre mi cuerpo.

Tu lengua es una daga. Con dulzura

lo acepto, clávala y sálvame, amiga.

LA VIDA PASA

 

Mocita, la vida pasa,

¿podrá vencer nuestro amor

cual mar, una larga playa?

ETERNO COMO LA MAR

 

Mocita, la vida pasa.

¿Será nuestro amor eterno,

eterno como la mar?

RAYO DE SOL VESPERTINO

 

Mi niña, tú eres eterna,

rayo de sol vespertino

que alumbra y se desvanece,

es mi vida,

amor mío.

ES TAN GRANDE EL DESAMPARO

 

Es tan grande el desamparo

que los cuerpos se desean

y quieren, y en el encuentro

toda la vida se juegan.

FUNDE NIEVES Y NUBES

 

¡Corazón late!

¡Funde nieves y nubes!,

¡fuego de vida!

SI TUS OJOS NO LOS ABRES

 

Quiere amanecé y no pué,

si tus ojos no los abres,

si tus ojos no me ven.

INVIERNO

NO PIDO MÁS QUE UNA SONRISA

(El presente)

 

A mi familia. 

¿Es ilusión el presente o es siempre un infinito?

El tiempo pasa sobre nosotros calladamente,

un dedo que se tuerce,

las hernias que molestan,

un estómago hinchado,

unas ojeras pronunciadas,

mil pequeñas cosas a las que llamamos envejecer.

¡Estamos instalados en el hoy!,

¡es por siempre ahora que se nos va de las manos

en veloz sucesión de instantes!!

Intento que lo vivido no enturbie

mis futuras vivencias.

¿Es eterno un amigo?, ¿tanto como una vida?

En Wad al Hayara el cielo es de un azul luminoso

y en el horizonte se ve en lejanía la cordillera.

También deseo el blancoverdeazul de la mar

y el viento suave del Levante en las mañanas,

me agrada una brisa marina por las tardes

y el mar dorado que hace la vida más bella.

La buena relación con mi familia

me permite tener un pie en las nubes

y ser algo misántropo.

No pido más que una sonrisa,

un libro y la música de los astros.

LLEVO MUCHA SOLEDAD CLAVADA EN MI CONCIENCIA

 

Llevo mucha soledad clavada en mi conciencia,

unas veces me abruma,

otras me ampara.

La mente no descansa,

rumio palabras,

cuando el subconsciente aflora

escribo.

A solas días, noches ,

muertes de amigos,

amigos que me dejan, o yo dejo,

despropósitos;

días de azul luminoso y otros obscuros.

Procuro celebrarlos todos como pequeños milagros.

No siempre lo consigo.

No da tregua la vida,

hombres devorando hombres,

mientras unos derrochan el dinero,

otros son expulsados de sus casas;

iluminados todos por el mismo sol.

Soy espectador y actor de un derrumbe que no puedo detener,

nuestra vida avanza hasta su culmen,

¡vivamos un camino de apacible alegría,

hasta el sereno adiós!

COMO UN PUÑAL YA DISPUESTO

 

Como un puñal ya dispuesto,

corta y se hunde cuanto quiere.

Así es la vida, mi vida,

que tu recuerdo me hiere.

 

Que tu recuerdo me hiere

en lo más vivo del alma.

Que todas las penas juntas

me rompen las esperanzas.

 

En un mundo de silencios,  

me rompen las esperanzas. 

Que los silencios me abruman,  

sólo me quedan nostalgias.

 

Sólo me quedan nostalgias, 

y una inmensa soleá

sigue siempre a un adiós.

Y yo con mi soleá.

SOMBRA EXALTADA

 

Soleá, ¡cuánto nos amas!

Va tras de ti la locura

como una sombra exaltada.

GOLONDRINAS QUE REVUELAN

 

Bandadas de chicas solas,

golondrinas que revuelan,

solas y nosotros solos

por las calles y tabernas.

Y DE NOCHE INDIFERENTE

 

Tenerte,

y no tenerte,

sin estar, siempre contigo,

y de noche indiferente.

PARA EL AMOR PROPICIO

 

Para Ángel González.

Un largo y suave otoño,

para el amor propicio,

luego de dulce llama,

abre mi invierno frío.

CORAZÓN DE PIEDRA

 

Elevas un muro

con tu indiferencia,

¡no me necesitas!,

¡corazón de piedra!

LAS BELLAS LEMBRANZAS

 

Los amigos

pasan,

las amantes

vuelan,

la soledad

queda,

y también nos quedan

las bellas lembranzas.

UN JUEGO DE LANCE

 

Un fugaz pasaje,

arriesgá es la vida,

un juego de lance.

DÍA A DÍA

 

Día a día,

peldaño a peldaño,

con apacible conciencia,

asciendo

hasta la cumbre

la despedida.