Vendaval y marea

ALMIREZ

La moza almirez

con su pertinaz

metálica voz, 

es ave rapaz,

cual Eva feroz.

ENCÉFALOS TRITURANDO

Va la mujer almirez,

martillo pilón en mente,

por alma un chusco de acero,

encéfalos triturando.

PÍCARO

Tras el disfraz oculto,

cháchara y risa prestas,

muecas y giros de peonza,

emboscan alma carcelaria.

Se cerca con secuaces 

y dirige la orquesta.

SOPLÓN

Meloso melón,

se chiva molón,

desata un sermón.

ESTATUA DE SAL

A Lola Sanz Murillo.

Corazón de piedra,

el muro que elevas

no permite

mirarme en tu espejo.

Como Sara 

te vuelves de sal.

De mí, 

nada necesitas.

TAIMADO

Fácil sonrisa,

afable voz,

muy obsequioso y falso.

Fiarte no debes:

es afilado acero.

HERODES Y PILATOS

Utilizan personas

cual muñecos hinchables.

Ausente el corazón.

De nuevo

se lavan 

las manos.

FURIA

Celosa loba 

que muerde aullidos.

Fuego en las fauces.

CAMALEÓN

Pérfido varón,

buen camaleón,

de ademán florido 

a seriedad seca.

Maquiavela-mente

sus favores vende.

COPA DE MÁS

Uno en la barra del bar

con una copa de más

provocador y burlón 

que bebe y bebe buen ron.

VENDE PALABRAS

Ofrece, siempre ofrece,

llora y pide, 

pide y llora,

vende palabras,

asimismo se vende.

Si te asalta, sonríe

y sigue tu camino.

VÉRTIGO EN LAS ALTURAS

Montada en tacones finos

uno ochenta y cinco doy,

la reina del mambo soy.

Los chicos me parecéis

enanitos presumidos,

que os movéis acelerados.

Con diez centímetros más

uno ochenta y cinco doy,

la reina del mambo soy.

LEGULEYO

(AL PODEROSO RÍE)

Con los de abajo

no se moja, 

el reglamento

y la ley del embudo

aplica

y les muestra su fuerza.

Al poderoso ríe,

alaba y favorece.